20 febrero, 2007

¿resonancia límbica?


Me sugiere un amigo que cierta "conexión" entre nosotros es "resonacia límbica". Busco en la red para ilustrarme más allá de lo que las meras palabras me sugieren y encuentro alguna cosa como esta:
"Investigaciones anotan la mejoría de la salud que trae el amor a las personas que estan enamoradas o que experimentan otras emociones positivas de amistad, compasión o gratitud. Cuendo experiemntamos emociones positivas, el corazón se hace más rítmico y ayuda a las funciones de la corteza cerebral, que determina como pensamos o nuestra respuesta a diferentes situaciones. El sistema inmune trabaja mejor y nuestro cuerpo tiene mayor capacidad de regenerar los 300 billones de células que cambiamos cada 24 horas. Si experimentamos resentimiento, odio o enojo, las hormonas del estrés como el cortisol, son liberadas a la sangre, produciendo una menor respuesta del sistema inmune y una mayor probabilidad de contraer la enfermedad.
El ser humano es un animal sociable y la sociabilidad va más allá de la necesidad del amor romántico y la reproducción. La fisiología moderna ha demostrado que no somos un organismo cerrado, que solo responde a cambios internos. Respondemos a la resonancia límbica de otros, en niveles hormonales, frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, respuesta del sistema inmune, liberación de químicos cerebrales y muchas otras funciones. El sistema límbico está localizado en el cerebro y es adonde residen sentimientos de amor, odio, felicidad, orgullo, etc.
La resonancia límbica es "entonarse" con otro en un estado interno. Ocurre a través del contacto directo a los ojos, y las sensaciones múltiples que las personas involucradas sienten.
En la sociedad actual, muchos individuos viven rodeados de miles de personas y a la vez, en la mayor soledad. La conexión física y emocional es la herencia de nuestros ancestros, que hasta hace solo 10 mil años eran cazadores y recolectores. No hemos cambiado en tan poco tiempo las respuestas fisiológicas que evolucionaron por millones de años."

Soy consciente de que la buena salud de que disfrutamos mi familia y yo... incluido mi perro, debe ser consecuencia de un entorno de emociones positivas.

2 comentarios:

kFk dijo...

Muy acertado... y es en días como estos cuando más consciente soy de ello. Será que cuando más decaidos emocionalmente estamos, mejor nos comprendemos a nosotros mismos.

Ana Gallardo dijo...

¿Y no será que cuando realmente nos reconocemos, eso nos provoca decaimiento? Tal vez no, pero es un asunto para la reflexión...