16 septiembre, 2006

Playas familiares... ¿eso que es?



Descubro en internet la siguiente página: http://www.hazteoir.org/playasfamiliares/

En una memorable tira cómica de Mafalda, paseando por el parque el bueno de Felipe oye algo que lo deja estupefacto, no recuerdo el contenido pero si el pensamiento de Felipe con el que termina la tira: "Lo malo de llevar las orejas puestas todo el día es que uno se arriesga a oir cosas como esta". Y así me siento, lo malo de llevar los ojos puestos es que uno se arriesga a ver cosas como esa. Transcribo las palabras de portada de la anteriormente mencionada WEB:


"Desde hace años se ha procedido a asignar a colectivos nudistas una serie de espacios adaptados a su forma de vida. Sin embargo, el resto de los ciudadanos carecemos de espacios donde poder disfrutar de nuestras playas y piscinas en un ambiente apto para las familias, especialmente para aquellas que tienen niños pequeños, lo cual supone una clara discriminación para la mayoría de los ciudadanos. Pide a tu ayuntamiento que ponga en marcha esta iniciativa pionera destinada a asignar playas y piscinas públicas para uso familiar en unas condiciones de respeto y amparo de la infancia"

No voy a entrar a analizar la procedencia o improcedencia de la "solicitud", más bien voy a hacer un análisis de la argumentación en si misma para al final incluir mi propia opinión sobre el asunto, con el máximo respeto:

a)
da igual lo que hayan hecho unos ayuntamientos u otros, en España la práctica del desnudo en público NO ESTÁ PENADA, por lo que realmente se podría estar desnudo en cualquier parte. Por si alguien está pensando que esta práctica podría tacharse de exhibicionismo transcribo la parte del artículo 185 del Código Penal donde se define quien es un exhibicionista: "
El que ejecutare o hiciere ejecutar a otra persona actos de exhibición obscena ante menores de edad o incapaces" ¿Es estar desnudo tomando el sol exhibicionismo? Los jueces y los legisladores creen que no.

b) los nudistas también tenemos hijos y, como cualquier familia, solemos ir con ellos a la playa, preferiblemente a playas donde la práctica del nudismo sea la tónica general, ya que la mayoría de nosotros considera esta práctica saludable personal y socialmente. Con ello quiero decir que lo frecuente en las playas nudistas es que haya familias desnudas, sobre todo en periodos vacacionales.

Dicho lo anterior paso a opinar. No me quejo de que haya personas que prefieran que no se practique el nudismo en su presencia, cada cual es libre de desear lo que prefiera, incluso no me parecería mal que hubiese zonas donde se recomendase el uso textil (no me importa pero me da pena), lo que me molesta es que, como en muchas otras cosas, se use como argumento las "necesidades" de la infancia y se contrapongan dos conceptos como "nudismo" y "familiar" que no son antagónicos en absoluto. Pidan ustedes "playas no nudistas", pero no identifiquen eso con "familiar" porque ofenden a todos aquellos que practicamos el nudismo en familia, incluso a los muchos que practican la libertad (que es la mejor de las prácticas) y que van a la playa como les apetece a cada uno, la abuela con bañador, la tia desnuda, mamá en monokini y los niños, inocentes ellos, como la naturaleza los trajo al mundo. Si al final las autoridades acotasen esas pretendidas playas familiares ¿que tendríamos que hacer los nudistas? ¿dejar a nuestros hijos al cuidado de los "respetuosos y decentes" textiles e irnos solos a disfrutar de nuestro baño? ¡oiga! ¡que idea! me pregunto como no se nos había ocurrido antes... la guardería playera pagada por el ayuntamiento. Pero no, gracias, a mi lo que me gusta de la playa es eso, disfrutarla en familia.

En fin, por suerte y pese a lo que se menciona en la antedicha página WEB, en España ya se ha demostrado de manera fehaciente que somos un país aperturista y con amplitud de miras. En Canarias, desde donde escribo esto, los nudistas no nos podemos quejar, de hecho creo que podemos estar satisfechos y, con nosotros, el resto de ciudadanos. No hay nada más gratificante para los que carecemos de prejuicios y valoramos la tolerancia que ver en la playa a un grupo familiar en el que varias familias amigas comparten su tiempo y su espacio, unos con bañador, otros sin él, a ratos vestidos y a ratos desnudos. Yo por mi parte confieso que de vez en cuando miro a mi alrededor y hago recuento de "traseros blancos", esos son la medida de adeptos ganados a la causa naturista que, lejos de prejuicios malsanos, no es otra que: una actitud vital, caracterizada por la desnudez física y mental, que pretende la plena integración con la Naturaleza.

Señores "bienpensantes", los nudistas no queremos ghettos, ni para unos ni para otros, lo que buscamos es convivir en armonía, pudiendo mostrarnos como somos, sin tapujos y sin complejos y compartiendo con los demás su propia manera de mostrarse. Hoy, en un mundo invadido por el culto a la imagen externa, a los cánones artificiales y opresores, donde miles de jóvenes caen en la anorexia y la bulimia simplemente porque no están satisfechos con sus cuerpos, dejennos a los nudistas proteger a nuestros hijos de estas servidumbres enseñándoles que el cuerpo es natural, es hermoso en si mismo y que no hay un patrón "mejor" o una desviación "peor", sino que pueden observar desde pequeños y por ellos mismos que cada cuerpo es diferente de los demás y que todas las personas somos valiosas independientemente del "envoltorio" que la naturaleza nos ha proporcionado. ¡Ojalá todos los niños pudiesen aprenderlo!

2 comentarios:

Txabi dijo...

¡Amén!.

Carlos Machado Acabado dijo...

Que eloquente declaração de princípios!
Também a mim apenas ocorre dizer: Amén!