09 febrero, 2007

Del amor y del tiempo

Hoy, hace 21 años, era domingo de Carnaval. Llamé a un compañero de trabajo con el que tenía buena relación para ver si le apetecía dar una vuelta esa tarde... y me dijo que no. La excusa: un problema familiar. Pero propuso quedar al día siguiente, 10 de Febrero. El 4 de Agosto de ese mismo año, 1986, nos casamos.

Hoy, cuando echo la vista atrás, solo veo los mejores años de mi vida. Hoy, cuando echo la vista hacia adelante, me esperan los mejores años de mi vida.
Curiosamente por un problema familiar, esta vez de mi parte, esta noche no la voy a pasar en casa. Obviamente no es la primera vez que no duermo en casa por muy diversas razones (casi siempre laborales), pero esta noche, ahora, este minuto, se muestra ante mi con un significado especial. Esta noche quiero dejar aqui una carta especial para el compañero infatigable, el amigo incondicional, el amante imprescindible...

"Querido Miguel,

gracias. Gracias por mantenerte firme a mi lado, por ser el tronco al que aferrarme para crecer. Gracias por ser el estímulo y la energía que me ayudan a aprender. Gracias por enriquecerme con nuevos conocimientos, nuevas experiencias, nuevas aficiones, nuevos gustos. Gracias por darme dos hijos que, lo mejor que tienen, es la clase de excelentes personas que son. Gracias, infinitas gracias, por cubrir una y otra vez mis deficiencias como madre. Gracias por amarme. Gracias, porque gracias a tu amor incondicional de todo este tiempo, hoy creo ser mejor persona. Gracias, por último, por querer estar ahí el resto de nuestras vidas.

Tuya, Ana"

4 comentarios:

Montse dijo...

Enhorabuena por esos 21 años (¿se me permite corregir la fecha: 4 de agosto?)... y por esa gran noticia que recibimos -recibiste- ayer y que nos abre de nuevo tantas puertas. Besos, Montse

Ana Gallardo dijo...

Fecha corregida. Gracias por la doble enhorabuena.

Besos

Txabi dijo...

¡Y que dure!.

Llego a tu bitácora saltando desde la de Miguel que a su vez ha anunciado su estreno en LVN.

Felicidades otra ves y que el amor que os une se incremente.

Interesante ver un enlace a Leonardo Boff

Un beso

Ana Gallardo dijo...

Bienvenido Txabi, gracias por tus buenos deseos y por tu comentario... siéntete como en tu casa...