12 noviembre, 2007

Para compartir

Hoy no se que me pasa, estoy un poco triste. No ha sido un mal dia, todo lo contrario, pero como un hálito de melancolía me envuelve y me empapa. En estos momentos uno debería querer escuchar música alegre y desenfadada pero no, ahora es cuando nos hundimos en los boleros más tristes o los tangos más sombríos... como éste por ejemplo


3 comentarios:

guanche dijo...

Ños pos no se... a mi esta musica... estas letras... este mensaje... me hace visualizar... como diria yo... pos una Sirena emergida de los mares... reposando sobre una roca marina prominente de una lejana rojiza playa volcanica... con sus cabellos arropados por la bruma del mar... el sonido de las olas que acariciando la arena susurran con voz fragil y cristalina..."sirenitaaaa... pon tu mejor perfil... la mano en la barbilla... sonrisa amable..."
Mientras una manada de Podencos despistados y como Dios (u otro similar) los trajo al mundo, pasan por delante de tan bella y natural vision.

Vamos, es lo que ve este animal a bote pronto en esta entrada del Blog... pero ya se sabe que cada uno es un mundo (o dos)

Saludos a todos (incluida la manada de Podencos descarriados)

guanche

Banot Mito dijo...

Grcias por compartir no sólo la música, también tus palabras. El tango es impresionante me encantó. Debe se mi estado de ánimo actual.
Bss

Ana Gallardo dijo...

Muchas gracias por esas imagenes evocadoras de "nuestro sur" querido Guanche, me gustar tener una memoria compartida.

Pero este tango referido al SUR de Argentina me trae al recuerdo la Patagonia. Hace una año acababa de volver de uno de los viajes más maravillosos de mi vida. París, Venecia, Lisboa... posiblemente las ciudades más románticas. Pero nada comparable con ese sur, esa llanura patagónica, esa naturaleza salvaje y al mismo tiempo apacible, y nadie como Piazzolla para ponerle música. ¡Ojalá pueda algún día "volver al sur"! Prometo compartirlo otra vez.