24 octubre, 2007

Pocas palabras para los que viven hacia adentro...

A veces conocemos personas en circunstancias prosaicas, normales, anodinas... personas que se cruzan en nuestro camino aparentemente sin rozarnos, la mayoría de las veces sin dejar huella. Pero algunas veces uno de esos encuentros deja una impronta que tarda en percibirse, que se va hundiendo en la piel del espíritu poco a poco, como una piedra caliente en un bloque de mantequilla. Asi me ha pasado con Paco. Sus palabras sobre sus hijos, su fuerza espiritual y su altura humana me han tocado el alma. Lo reconozco, he tardado en darme cuenta, pero la huella perdurará siempre, él es capaz de cosas que a mi me serían imposibles, él es la prueba de que Dios sabe elegir a los buenos. Para saber a que me refiero pincha aqui


3 comentarios:

Banot Mito dijo...

Me has dejado tocado y hundido, pero a la vez me ha llenado de esperanza este post. ;-).
xxx***
Gracias Ana. Por tus palabras que encendieron una vela.

Ana Gallardo dijo...

Lamneto haberte dejado hundido, no era mi intención. En realidad elponer este post era algo que llevaba postergando desde hace tiempo y fue el video de Efren sobre la anorexia el que me indujo a ponerlo. Le pasé el enlace a Paco y se sintió emocionado y agradecido. Te aseguro que en estos últimos meses he conocido a unas pocas personas que de verdad son especiales... personas que me hacen sentir insignificante pero tranquila, la humanidad está segura porque esxiste gente así, como Paco, como Efren... el mundo es un lugar habitable porque existe gente sensible como tu... la vida merece la pena vivirse porque existe quente como Miguel.

Banot Mito dijo...

Era tocado y hundido, de emoción. Me esperanza saber que existe gente así por el mundo. Hay veces que uno se cae, queda de rodillas y se levanta porque no pierde la Fe en la existencia, en la gente...
“we few, we happy few”
Enrique v