30 junio, 2007

Momentos...

Hay momentos sencillos, sabrosos, persistentes. Hay momentos que sin esperarlo, de manera sorpresiva te dejan ese buen sabor de boca que tarda en disiparse, que uno conserva en la memoria como algo sin importancia pero necesario. Hay momentos que lo que tienen de bueno es que son compartidos. Hay momentos como anoche amiga mia, una charla tranquila, una música sabiamente elegida por el anfitrión y una cena memorable. Hay momentos fugaces que lo que tienen es que uno desea repetirlos. Olga, ya sabes donde estamos.

3 comentarios:

mábel dijo...

ajjj!!! la verdad es que tienes razon, Ana, momentos como el que nos cuentas son francamente estupendos...te vas a la cama con una sensacion maravillosamente extraña y te levantas aun mejor...supongo que sientes que aunque cada amiga siga su vida, siempre todos sacamos un momentito de vez en cuando y, te das cuenta que, aunque el tiempo haya pasado y cada cual haya seguido su camino, ese feeling entre amigas nunca se pierde...

Olga dijo...

Muchas gracias amiga, por tantos años de amistad, de charlas delante de un café, de tardes de cine, de mails, de mensajes al móvil, la verdad es que cada día agradezco tener una amiga como tú, una amiga que siempre está cuando la necesito, que me da una reprimenda cuando me la merezco, o un abrazo cuando sabe que lo espero.
Y gracias también a Miguel, que me prepara unas veladas estupendas, que cocina como los ángeles y sobre todo que es capaz de "prestarme"
el tiempo que le corresponde pasar con Ana para que yo pueda tener un rato de charla tranquila con mi amiga de toda la vida, porque aunque nos conociéramos con 14 años, 31 años es toda una vida, en la que hemos compartido muchas cosas.
Lo dicho, muchas gracias a los dos por acogerme en vuestra casa, en la que me siento como en la mía.

Ana Gallardo dijo...

A ti por darnos el placer de tu amistad, la nuestra es tu casa.